Latinoamérica reunida en Bogotá para condecorar a sus 50 mejores restaurantes 2017

Quinta versión de Los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica en Bogotá

Cuando se habla de buen comer o el “fine dinning”; la región latinoamericana tiene muy buenos exponentes para compartir y degustar una mesa sin igual para el mundo entero. El premio a los 50 mejores restaurantes tuvo cabida el 24 de octubre en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo en la Capital Colombiana, uno de los nuevos epicentros de la gastronomía regional que da gusto a muchos paladares y bolsillos. Celebremos juntos una fiesta que entre conocidos es su quinta versión, y para los no conocidos es una nueva mirada sobre el estado del arte de las ofertas y perspectivas culinarias más creativas y deliciosas de América latina para el mundo y para sí misma claro.


Muchas personas aún no conocen lo que son los “The Worlds 50 Best Restaurant”. Es una recopilación que desde el año 2002 William Reed Business Media viene trabajando el tema. Empresa Británica especializada en medios como editorial, que viene con varias publicaciones relacionadas con el sector HORECA, pero en esta publicación tiene 3 frentes que son muy especiales, “Los 50 Mejores Restaurantes del Mundo”“Los 50 Mejores Restaurantes de Asia” “Los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica”.

Público asistente a la premiación

Esta editorial, tiene la especialidad de calificar a través de una empresa auditora llamada Deloitte, que pone en contacto a Cocineros, Restauradores, Viajeros Cosmopolitas y Expertos en Gastronomía para que guiados por una serie de parámetros, más no requisitos predefinidos (Ver recuadro); puedan votar en sus países (Hasta 6 restaurantes) y en otros países de la región (Mínimo 4) y con ello computan toda una serie de información para calificar a los 50 mejores restaurantes de la región latinoamericana y otros premios especiales que son otorgados por los mismo votantes y patrocinados por una series empresas relacionadas con el sector  HORECA.

Explicación de cómo funciona la sistematización de los votantes para los premios

Estos premios se vienen celebrando en países como Perú y México desde el año 2013. Este año 2017 la oportunidad la ha tomado Colombia y Bogotá como su lugar de celebración, ya que el país de la mano de lo que la Vice Ministra de Turismo Sandra Howard ha llamado “Colombia a la Mesa”, presenta el programa especializado en producto turístico, en este caso en el nicho de Gastronomía y todo lo que este mundo conlleva.  La propuesta de valor en el caso de Colombia, no solo reside en la variedad que cuenta en pisos térmicos (Geográficamente), también en la variedad cultural que tiene el país como tal, a la vez se ve en lo que se le muestra la confianza a los mercados regionales e internacionales luego de un proceso de Paz y la recuperación de la confianza y seguridad que el país ofrece a sus ciudadanos y visitantes, de la mano del “Know How” que muestra a Colombia como uno de los países más felices y hospitalarios a pesar de que internamente aún vivimos una desigualdad y que este tipo de eventos y percepciones que se tiene en  Colombia sirva como lección y romper esquemas – paradigmas sociales y dar una nueva cara.

Ya con la mesa puesta; Colombia recibió a visitantes, periodistas, cocineros, empresarios y expertos – conocedores del mundo gastronómico, algunas mas no todas sus propuesta y productos/ servicios que cuenta alrededor del turismo gastronómico y las bondades y ventajas que los sectores rurales ofrecen a visitantes locales e internacionales. La fuerza también reside en el producto; las frutas como dicen los cocineros del restaurante Villano en Bermudas, es uno de los grandes fuertes, seguido de la autenticidad y originalidad de las preparaciones tradicionales y populares culinarias que son un patrimonio intangible y son protegidas por una política pública hecha desde el Ministerio de Cultura Colombiano. Se puede decir que la casa se estaba limpiando, organizando y “hermoseando” y con la visita de estos premios “Latinamerica’s 50 Best” son nuestros primeros huéspedes de gran importancia que llegan a una casa muy particular, llena se sensorialidad y que nos abren la puerta al mundo (Gastronómicamente hablando), para percibir de qué están hechos los colombianos y cómo pueden ser competitivos ante el mundo, con un marca ya preparada, y que comienza a tener un cambio positivo en el imaginario del mercado internacional.

Laura Price miembro del equipo 50 Best

Para comenzar a calentar motores, William Reed y su equipo británico de 50 Best, abren un espacio llamado #50BestTalks; una serie charlas de cocineros que, junto con sus restaurantes, sirven para mostrar buenos caso de estudio o ejemplos de cómo es que se deben hacer restaurantes de calidad con propuestas de valor creativas y únicas que hacen de cada uno un discurso único en Latinoamérica y en el mundo en este caso.  El tema de esta ocasión en Bogotá fue “Latinoamérica: Unida por la Comida” Una serie de discusiones sobre cómo la comida puede cruzar fronteras nacionales y culturales.

William Drew tomándose una selfie con los conferencistas de #50BestTalks Bogota 2017. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Aquí tres restaurantes o tres entidades tuvieron la oportunidad de hablar, cada uno desde su perspectiva y con un discurso claro y conciso. Quien dirigió estas charlas fue Laura Price quien hace parte del equipo 50 Best y que trabaja en el tema de contenido editorial para esta marca. Con un español bastante desarrollado, dio la bienvenida al público asistente y abre las charlas con un video del cocinero venezolano Carlos García y el proyecto social en seguridad alimentaria llamado “Barriga llena Corazón Contento”, programa dirigido a niños y personas con ciertas necesidades que a través de un voluntariado  ayudan a solucionar parcialmente el hambre y la falta de acceso al alimento en Venezuela, con el fin de colaborar con todo un grupo de personas vulnerables que por diferentes circunstancias que vive el país, no les es fácil vivir y/o alimentarse y muestran la fuerza y tenacidad que los venezolanos tiene para arreglárselas día a día y sobrevivir y formar cadenas de valor social a través de la unión por el acceso justo al alimento aunque sea un plato de comida al día.

Michelangelo Cestari del Melting Pot Manq’a

Ya de manera más presencial, el cocinero Michelangelo Cestari (Gustu. El crisol de razas: delicia y emprendimiento social desde Bolivia y más allá).  Hace parte de un “Melting Pot” llamado Manq’a (Comida en aimara) dirigido por Klaus Myer. Un ejercicio de innovación social desarrollado principalmente en Bolivia con varios proyectos que puede abarcar un modelo como lo es un Melting Pot (Hibrido Sociocomercial – Unidades Independientes) y que tiene varias líneas de negocio a diferentes grados o alturas, en el que básicamente trabajan en el empoderamiento de los locales para crear emprendimientos a través de la cadena productiva de los alimentos (Unidad Social Comercial), trabajando de manera transdisciplinar y multicultural, desde trabajos con campesinos, productores de alimentos, emprendimiento para creación de productos o subproductos elaborados hasta capacitación, enseñanza y transmisión de saberes culinarios locales y conocimiento de puesta en escena como servicios de restauración en otros.

Marsia Taha, Mauricio López, Michelangelo Cestari y los estudiante de Manq’a de Bogotá

Su punta de lanza es el restaurante Gustu (No 28), restaurante que ya suena en muchos lados a nivel regional e internacional. En el que tiene un concepto de cocina con productos bolivianos de todas las regiones geográficas y culturales que cuenta el país y que a través de su departamento o área de I & D aplican una serie de técnicas de cocina y se investiga de manera comercial y cultural los productos con el fin de que se presente una cocina innovadora – creativa y sostenible en varios ámbitos. Ahora este restaurante está en manos de cocineros 100% bolivianos que son Marsia Taha y Mauricio López, que ya están empoderados del restaurante como tal; mientras que Cestari se ha afincado en Colombia para darle mayor fuerza y empuje al proyecto Manq’a restaurante – escuela en la ciudad de Bogotá (Patio Bonito) y en la ciudad de Cali con el fin de que este Melting Pot tengo oportunidades en territorios con valores especiales únicos y Colombia es un lugar ideal para arrancar a crear y emprender en proyectos de mediano y largo alcance.

Dra Malena Martínez de la iniciativa Mater en Perú

Luego se presenta la Dra Malena Martínez (Central y Mater Iniciativa: Compartiendo el conocimiento de la diversidad peruana con el mundo), hermana del cocinero peruano Virgilio Martínez del restaurante Central (No 2) en la ciudad de Lima (Perú). Aquí presentan el proyecto – emprendimiento – Mater, una iniciativa enfocada en el mapeo y promoción en el uso de la biodiversidad alimentaria en el todo el territorio peruano, una tarea que no es tan fácil pero que ya tienen unos años trabajando en este tema y que parte de ese ejercicio que ha comenzado en una zona cercanamente al norte de Lima, y que por ejemplo recientemente estuvieron en la Amazonía peruana en la región de “Madre de Dios”. Su centro de trabajo es curiosamente ubicado cerca de Moray, que era una especie de centro de investigación agrícola Inca. En esta iniciativa, trabajan de manera transdisciplinar, desde guardianes de semillas, campesinos, productores, cocineros, y otras disciplinas de las ciencias básicas y las ciencias sociales (CaféMater).

Asistentes – expertos gastronómicos, periodistas y cocineros en el #50BestTalks
Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Una de las propuestas de valor de Mater unida al restaurante Central, es de trabajar el concepto de “Alturas”, un Menú de degustación en el que se trabaja con toda una serie de grupos sociales – étnicos y su relación con sus ecosistemas vivos de manera vertical. Conocer, aprender, y aprovechar de manera eficiente y sostenible la biodiversidad alimentaria del Perú es un meta a largo plazo y que tiene un largo camino por recorrer lo cual lo hace divertido, en el que la gana – gana es vital para tener continuidad entre los proyectos y los diversos actores que se tiene allí para poder formalizar esa relación no solo social, sino también comercial para tener un claro y establecido para el crecimiento productivo de este.

Los cocinero Nicolás López y Sergio Meza del restaurante Villanos en Bermudas

Por último, se presentan dos cocineros jóvenes bastante llamativos, un argentino (Nicolás López) y un mexicano (Sergio Meza) (Villanos en Bermudas de la ciudad de Bogotá, generando una identidad latinoamericana: evitando prejuicios y complejos).  Este par de ya no tan “foráneos” en territorio Rolo – Cachaco; se asentaron hace un par de años con el fin de tener un restaurante de lo que se le podría llamar cocina de autor, en el que se basan en el uso de la materia prima que encuentran día a día en el mercado (Literal) y a través de la aplicación de técnicas de cocina clásica, dan a degustar a los atrevidos paladares colombianos y generando nuevas experiencias de lo que es comer bien en Bogotá.

Los galardonados de los Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Ellos buscan generar una nueva identidad latinoamericana en el que combaten según Meza el “Malinchismo”, expresión mexicana que hace relación a la preferencia de una serie de pautas y productos extranjeros. Por lo que su cocina de autor no da oportunidad de tener un menú preestablecido y se hace reserva “echándose la bendición” para abrir la mente y el paladar a nuevas experiencias en torno al “Acto del Comer” con el fin de que estos dos personajes a través de sus experiencias culinarias como cocineros en restaurantes en Latinoamérica, Europa y Norteamérica demuestran un mar de creatividad y que ya hacen parte del grupo de cocineros jóvenes de Colombia o de la “Nueva Cocina Colombiana”. Su maquiavélico plan de manejar preceptos, miedos, sorpresas e incomodidades; es un reto delicioso para romper esquemas a los comensales colombianos y bogotanos que generalmente son cerrados de la cabeza y miedosos al conocer algo nuevo.

El comunicador gastronómico Francisco Jiménez en #50BestTalks. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

LA SORPRESA dentro de los dominios del Comfort Food, en el que se improvisa un estilo de cocina casera dentro de una propuesta de restaurante de “Alta Categoría”; recuerda mucho el uso de la intuición y por allí se asoma una filosofía de elBulli en el que el producto de lujo es cualquiera, pero su intervención culinaria es la que le da ese valor agregado (Técnica – creatividad). Hace de este emprendimiento – restaurante que esté dentro del lista de los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica representando a Colombia (Puesto 40). Y allí está el paradigma, de cruzar fronteras nacionales y culturales. Un mexicano y un argentino representando a un país que es como su casa, pero no de origen; es algo que se debe plantear como una ruptura en la línea de tradición y visión que se tiene en Colombia y a su vez es una inspiración para los cocineros colombianos y dejen de ver ese “Malinchismo”; se pongan los pantalones donde son y comiencen a trabajar en equipo como deber ser, sin envidias, ni prejuicios y a la vez que trabajen de manera transdisciplinar de la mano de otros saberes del conocimiento humano, que bastante oferta hay en Colombia. Solo hay que saber buscar, hablar, saberse entender y tener un discurso claro, y el vivo ejemplo son estos dos melenudos en su espacio villanesco.

Lista oficial de los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica 2017

Retomando los premios a los 50 Mejores Restaurantes de Latinoamérica, esta quinta edición presenta las opiniones y experiencias de más de 250 expertos de la industria de la restauración de la región. Es un punto de referencia gastronómico reconocido que presenta las principales tendencias destacando a los mejores ejemplares que hay. Lo que constituye “el mejor” a manos de personas idóneas, con un juicio acertado y una visión amplia de lo que las nuevas tendencias del mercado exigen o presentan al mundo. Estos premios se centran en celebrar el talento, la creatividad y la dedicación de los mejores cocineros y restaurante de la región; ofreciendo la oportunidad de destacar la rica diversidad de estilos culinarios y restaurantes.

Los premios especiales son (Puede hacer clic sobre los enunciados y conocer los ganadores):

Lifetime Achivement Award (The Diners Club).

The Art of Hospitaliy.

Highest New Entry Award (Aspire Lifestyle).

Highest Climber Award.

Chef’s Choice Award (Estrella Damm).

Latin America’s Best Pastry Chef (República de Cacao).

Latin America’s Best Female Chef.

One to Watch Award.

Individual Best in Country Award (San Pellegrino & Acqua Panna).

Es claro que, para este medio; su área de trabajo se centra hasta la fecha en Colombia, por lo no es pertinente hablar de cada restaurante de la lista, aunque si desea poder conocer esta lista en lo que resta de tiempo en la vigencia de esta hasta la 6ta edición de estos premios en la ciudad de Cartagena de Indias (Bolívar, Colombia). Mientras, se puede hablar de los 3 galardonados colombianos que se encuentran en la lista de estos premios.

Nicolás López y Sergio Meza del restaurante Villanos en Bermudas en Bogotá. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

En el puesto 40 se ubica el restaurante Villanos en Bermudas. Emprendimiento de Sergio Meza y Nicolás López, cocineros que ya tiene camino – recorrido, con un concepto de cocina de autor que se van de la mano de la oferta diaria que el mercado Bogotano les ofrece; está ubicado en el sector de Chapinero Alto. Tiene la particularidad de ofrecer menú de degustación tipo sorpresa; cual piñata, rómpala e indague qué puede encontrar. Se trabaja el producto de manera honesta, sencilla, sin pretensiones, con libertad y sin prejuicios; han tenido la valiente y bien admirada misión de educar al comensal bogotano – colombiano como es debido; romper esquemas y dejar a la imaginación lo que es un menú de degustación a ciegas, solo se pregunta lo básico sobre restricciones alimentarias mas no dietarias y como comensal se da esa opción de lanzarse a ese vacío y tomar riesgos en una aventura en manos de estos dos hijos del maquiavelismo y que toman muy enserio su trabajo, su negocio y su vida laboral, pero a la vez tiene la opción de que trabajan a su modo, se ve que hay libertad para crear, no hacen cocina colombiana y no es su intención; sin embargo si hacen parte de la “Nueva Cocina Colombiana” en el mero hecho de que usan biodiversidad alimentaria propia del país y también hacen parte del grupo de los jóvenes nuevos cocineros (se codean con sus vecinos – amigos de Mesa Franca , Mini – Mal, El Ciervo y el Oso entre otros) los cuales los hacen colombianos honorarios de corazón y de paladar; van explorando con técnicas básicas francesas y una que otra técnica de vanguardia; es el ejercicio creativo del uso culinario con una despensa generosa que ofrecen los diversas regiones a la capital colombiana.   

Harry Sasson y su esposa Cristina Botero. Foto Diners Club International.

Por otro lado, está Harry Sasson es cocinero de renombre en Colombia y que tiene ya varios restaurantes en Colombia (Nemo su nueva propuesta) y que a través de su conocimiento y más que todo experiencia en cocina clásica francesa, es un viejo lobo que conoce sus bosques, sabe qué hacer, dónde y cómo. Es un empresario ejemplar en la gestión de sus restaurantes y de su personal. Cabe enunciar que sus restaurantes son buenos y llegan a los estándares de demanda que público objetivo; no son restaurantes para todos los bolsillos, pero cuando se tiene la oportunidad se puede degustar algunos platos y se da la oportunidad de probar platos de aire francés con buena ejecución culinaria. El uso del producto es bueno, aunque su propuesta no es tan colombiana a pesar de que maneja el restaurante Club Colombia, pero su fuerte no es allí. No es claro a la fecha, que para estar dentro de la lista de los 50 Mejores Restaurantes se deba estar clavado al concepto de cocina ligado a la oferta culinaria del tradicional del país o una “Nueva Cocina” o una oferta tradicional francesa o italiana, por ejemplo. Su trabajo es de sabores básicos, sencillos con un aire a Nouvelle Cuisine, pero es claro para muchos lectores – comensales que no es parte del movimiento de la Nueva Cocina Colombiana. Este puesto (No17) es el más alto para Colombia en la lista y es de los cocineros colombianos que se ha mantenido en la lista con sus subidas y bajadas, y se mantiene dentro de ella; lo que muestra que la constancia y la sabiduría de este cocinero demuestra la buena experiencia en servicio y calidad.

La cocinera colombiana Leonor Espinosa del restaurante Leo en Bogotá. Latin America’s Best Female Chef. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Y por último se encuentra la cocinera cartagenera afincada en Bogotá, Leonor Espinosa con su restaurante Leo (No 18). Ubicada en el Centro de Comercio Internacional de Bogotá, es un restaurante que tampoco es para todos los bolsillos; pero su puesta en escena y su concepto está bien clavado en la “Nueva Cocina Colombiana”, ganadora del Basque Culinary World Prize 2017 por su trabajo en sostenibilidad social y ambiental, basado en el apoyo a portadoras de tradición culinaria colombiana y la exploración y visualización de productos de la biodiversidad colombiana en zonas apartadas del país, ayuda a que su propuesta sea innovadora frente al actual mercado. Es una de las primeras cocineras (Latin America’s Best Female Chef) en hablar del uso creativo del producto colombiano (no solo en platos, sino en bebidas y actualmente en el uso de preparaciones populares como vinagres, ajíes y toda una serie de productos que se le llama “mecatos” o entre comidas de varias partes de Colombia en especial de la costa caribe colombiana). Sus comienzos fueron muy duros y criticados, por todo tipo de comensal y cocinero del sector, su propuesta era “descabelladas” pero fue la persona que ayudó a “asentar” el camino a otros cocineros más jóvenes que hoy en día trabajan de manera paralela a ella o bajo el concepto de “Nueva Cocina Colombiana” y que ha sabido llevar ese concepto con mayor claridad hasta el día de hoy. Su menú de degustación Bioma, muestra diversas preparaciones no tradicionales colombianas pero que usa biodiversidad alimentaria de algunos de los pisos térmicos que cuenta la geografía colombiana; y de la mano de su hija Laura (Sumiller), tiene la habilidad de hacer una experiencia redonda al ir al restaurante ya que las bebidas tradicionales, cócteles y vinos son su fuerte a maridar su oferta culinaria. También es un ejemplo para los jóvenes cocineros colombianos en la parte de emprendimiento y la solidificación de un restaurante a través del tiempo como empresa y muchos cocineros han pasado por sus fogones y aprendido que Colombia no solo se limita a la oferta de producto que hay en las centrales de abasto y mercados de las grandes ciudades, y que hay un mundo de productos que pueden ser usados tanto en mesas humildes, como comedores familiares, hasta restaurantes de “Alta Categoría” a lo largo y ancho del territorio colombiano.

El cocinero peruano Mitsuharu Tsumura del restaurante Maido en Lima. Ganador del 1er puesto de la lista. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

¿Y ahora? ¿Qué hacemos con Colombia? ¿De qué sirve una lista – evento como este para el mercado colombiano? ¡La respuesta es simple, hace mucho! Inspira para despertarse y moverse rápidamente, no solo se puede llegar a tener una ambición de estar en una lista que puede que incremente el tráfico de comensales en cada restaurante y eleve sus ventas y genere otro tipo de ingresos a la industria turística. Esta lista como cualquier formato – negocio, visibiliza a lo mejor de cada ciudad en Latinoamérica; algunos no creen en listas – otras personas si -, no es un dogma de fe y una imposición esta lista. Para un país como Colombia, es una oportunidad dejar de mirarse así mismo como el mejor y ver que hay excelentes talentos en Latinoamérica y el Mundo, que hay formas de hacer emprendimiento – empresa – negocio y que a partir de un buen business canvas y ser fiel al concepto si se puede hacer un buen restaurante como lo es Maido (No 1), fiel restaurante que mantiene, conserva e innova frente al concepto de Nikkei y lo que la cocina de este estilo visto desde la forma peruana tiene una propuesta de valor muy clara y la han seguido fiel durante muchos años; ahí está el secreto del éxito, ser fiel a sí mismo.

Algunos sabores colombianos en el Chef’s Feast en el restaurante Harry Sasson. Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Quererse a sí mismo, valorarse y ser fiel así mismo no solo es autoestima como persona; también es aplicable a su restaurante, a su estilo de cocina, a su forma de ver la vida como su trabajo o que este a su vez sea hobbie. Que de verdad fluya entre las venas de los cocineros esos caldos y fondos con sabor a sí mismo; por otro lado, los comensales ya comienzan a tener criterio y pensamiento cultural de ir a un restaurante de “Alta Categoría” no solo por mostrar estatus, sino también hace parte de un proceso de culturización sensorial de conocer un territorio – contexto o un concepto de un cocinero/a que quiere a gritos darse a conocer sin ser impositivo, sino más bien de forma amable, eficaz y con un discurso propio y claro; en este mundo de la cocina que cada vez es más competitivo y feroz.

Los cocineros colombianos Eduardo Martinez (Mini – Mal), Alejandro Gutierrez (Salvo Patria) y Yulian Tellez (Yul el Cocinero Llanero) en Chef’s Feast
Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

La competencia es más dura cada año y solo los fuertes logran visualizarse en la lista y esto ha de inspirar fuertemente a los jóvenes cocineros, en especial a los estudiantes. Que no vean esta lista como excluyente y elitista, sino que abran su mente y que este sea un desafío para ir creciendo de manera paulatina desde abajo hacia arriba; manteniendo su sueño y que no se quiebre y exigirse a su mismo todo el tiempo para tener su restaurante o ser parte de la compañía de un cocinero que no lo puede hacer todo solo, depende de un equipo humano valioso y cree en el discurso – concepto de un soñador (Cocinero), que materializa sus sueños y el premio a ese esfuerzo, dedicación y puede decirse que hasta sacrificio, se ve reflejado en estos premios – lista.

Sabores Colombianos degustados en el Chef’s Feast en el restaurante Harry Sasson.
Latin America’s 50 Best Restaurants 2017, sponsored by S.Pellegrino & Acqua Panna, October 2017

Ya para finalizar, como dice el cocinero más influyente del mundo Ferran Adrià; el futuro de la cocina y de la gastronomía en años venideros está en Asia y América Latina y la clara visión de este cocinero se ve ejemplificada en la existencia de esta 5ta versión de los premios a los 50 Mejores Restaurantes de  Latinoamérica; se espera que para la próxima versión haya más países y en el caso de Colombia, presente más restaurantes dentro de la lista con nuevas y frescas propuestas para el mercado, hay en ciudades como Cartagena de Indias, Cali, Medellín entre otras con excelentes ejemplares para dar conocer al mundo. ¡¡Buen provecho!! ¡Y a degustar a Latinoamérica y sus restaurantes!

@franjiba

0 comments on “Latinoamérica reunida en Bogotá para condecorar a sus 50 mejores restaurantes 2017Add yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *