Oro Vital – Cajamarca, terruño con sabor a arracacha

 

Obra de Pedro Ruiz “Oro, espíritu y naturaleza de un territorio”

El Municipio de Cajamarca (Tolima, Colombia). Demuestra a través del voto popular, el cuidado de la biodiversidad en el mega ecosistema que abarca este territorio; como reserva forestal, zona de alta producción alimentaria (Gran producción de Arracacha) y fuente hídrica para sus habitantes y para el resto de los colombianos. Allí se ilustra una de las muchas realidades que se viven en las zonas rurales de Colombia y el valor intangible que es más fuerte que el Oro; los artistas Pedro Ruiz, Simón Hernández y Carolina Ortiz montan una puesta en escena multisensorial en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO) con el patrocinio de la cadena de restaurantes Crepes & Waffles, donde hacen oda al esfuerzo y valentía de toda una población campesina que depende de su supervivencia a su tierra, demostrando que el “Terruño” es más fuerte que una multinacional minera.

Una planta de arracha creciendo en la puesta en escena

Cajamarca se encuentra en plena Cordillera Central de los Andes, este municipio tiene varios de los pisos térmicos que cuenta el territorio colombiano, por lo que la diversidad de climas, seguido de una tierra rica en minerales, la hace altamente productiva y con una carga de biodiversidad muy alta. Colinda con el Nevado del Tolima y el volcán Cerro – Machín y es la ubicación del páramo Chilí – Barragán. Su clima cálido comienza desde los 1.200 a 1.800 m.s.n.m. hasta el clima frío que va de 2.700 a los 3.100 m.s.n.m., teniendo una variedad productora alimenticia que se siembra, cosecha y cultiva se encuentran productos tales como: café, yuca, plátano guineo y colicero, seguido de papa pastusa, curuba, mora, maíz criollo, frijol guarzo y su producto de oro La Arracacha.

¡Este municipio es el mayor productor de arracacha del mundo!

Envían a la central de abastos de Bogotá alrededor de 50 toneladas diarias de arracacha, y dicen los productores que se usa mucho para la preparación del famoso plato bogotano el Ajiaco Santafereño. La arracacha paliverde es endémica de esta zona de Colombia, siendo la más producida ya que tiene características muy propias como su rusticidad, sabor intenso, de color amarillo fuerte con vetas color violeta, de textura suave y de un fuerte olor dulce propio de las arrachas.

Imágenes del documental de simón hernandez

Hasta aquí la historia es normal, como la de cualquier municipio de Colombia; sin embargo, al ser un suelo tan rico en minerales, este territorio cuenta con uno de los yacimientos en oro más grande de Colombia y uno de los más importantes a nivel mundial. Dentro de la parte de producción artística hay una serie de grabaciones (Audios) de varios actores propios de Cajamarca, que, en su hermosa jerga campesina, hablan del terruño o amor a su tierra, la humildad, su arraigo por la biodiversidad de la zona, el alto valor cultural que cuenta este territorio y su preocupación por la explotación minera que se vive allí.

El páramo que produce agua para el municipio

Para hacer explotación del suelo en el tema minero en Colombia, la puesta en escena es muy práctica y recursiva al ilustrar de manera escrita y gráfica sobre lo que es la explotación minera, la forma de obtención de títulos mineros y las zonas estratégicas mineras; por lo que lastimosamente se destruyen ecosistemas que son muy delicados, como selvas, bosques, páramos, humedales y yacimientos de agua. 

Agua… fuente de Vida que vale más que el Oro

Teniendo en cuenta que las minas a cielo requieren de compra de extensos terrenos, aceptación de la población local y gobiernos locales; este yacimiento de oro que tiene una la multinacional extranjera, cuenta con 24.000 hectáreas de terreno legal para explotar; esto cubre parte del páramo y reserva forestal. La reserva en oro es muy grande, dicen que hay más o menos 1 gr de oro por tonelada de roca, y para extraerlo se usa gran cantidad de explosivos (ANFO), cianuro, seguido de una enorme cantidad de agua y los residuos que dejan en los botaderos y relave producen una gran contaminación de ácido sulfúrico.

Infografía sobre la consulta popular

Por ello los habitantes, tomaron cartas en el asunto y llegaron a la forma legal del “Consulta Popular” para poder tomar la decisión sí seguir o dejar más que la multinacional que está, es la toma de decisión de la explotación minera en su lugar de vivienda – ecosistema – hogar. En la puesta en escena los artistas muestran de manera sencilla el voto popular visto desde la Constitución Política de 1991 y de cómo desde el año 2013 hasta el año 2016, se puede votar por el medio ambiente y sobre el voto a la no minería en los municipios y de allí es que Cajamarca le dice NO A LA MINERÍA en el año 2017. Poniendo en la mesa como contrapartida, un valor agregado del territorio que se ve empleado en la agricultura como forma productiva económica y en el turismo de naturaleza como forma sustentable en el tiempo para sus habitantes y el territorio.

Imagen 2 de la Consulta Popular

Multi – Sensorialidad es lo que estos artistas han puesto en la sala de exposición del MAMBO, por ello hay un video documental del artista Simón Hernández llamado “La Voz de la Tierra”, producción audiovisual que dura aproximadamente 7 minutos, donde un campesino cuenta a través de un poema que compuso, sobre su adorado municipio y la historia de la extracción minera y las bondades que actualmente tiene la tierra, seguido de sonidos propios de la naturaleza y de las comunidades rurales que habitan en este territorio.

Minería en Colombia y los espacios con títulos y futuras expansiones

Es válido reconocer el arduo trabajo que se ha hecho, no solo por parte de los artistas sino de una serie de actores que han trabajado por la protección medio ambiental del municipio; entidades como el centro Dejusticia, La corporación Geoambiental Terrae, el comité ambiental en Defensa de la Vida, los organizadores locales y por supuesto los campesinos de Cajamarca. Y hablando de trabajo social, en la segunda sala de la exposición, una primera parte se encuentra la puesta en escena por parte del artista Pedro Ruiz llamada “Oro, espíritu y naturaleza de un territorio”, en la que trabaja el óleo sobre lienzo y la técnica mixta en la que usa hojilla de oro sobre los cuadros, ilustrando parte de la cotidianidad de algunos cajamarcunos en canoas y la arracacha común paliverde. 

Obras de Pedro Ruiz sobre Cajamarca y el Oro

Y en la segunda parte, hay una serie de ilustraciones de los niños de la escuela de Cajamarca acompañado de un documental. En la que un grupo de estudiantes ilustra a través de la pintura los valores intangibles que tiene el municipio y lo orgullosos que se siente de nacer, vivir, convivir y poder proteger este megadiverso territorio y cómo es su cotidianidad allí con sus familias, compañeros, vecinos y por supuesto su ecosistema. Estas ilustraciones de los niños, es un ejercicio lúdico – pedagógico, que trabaja de manera transdisciplinar el contexto social y cultural que se vive al analizar el concepto o palabra ORO, siendo este un muy buen método de ilustración, socialización y comunicación de lo que se entiende en un imaginario personal y colectivo de estos chicos dando a conocer una serie de deseos y sueños de gran importancia para la comunidad, que quieren materializar para redescubrir, reconocer y dar un nuevo significado de los elementos culturales propios de su territorio, tomando una nueva forma de  su terruño.

Algunos de los dibujos de los niños – estudiantes de la escuela del municipio sobre el terruño

Ya para finalizar, la cadena de restaurantes Crepes & Waffles comparte en sus individuales de mesa, una composición escrita por Beatriz Fernández fundadora de estos restaurantes, como una forma de hacer conciencia social y medioambiental no solo a los empleados de esta empresa, sino también a los comensales y consumidores de los productos y servicios de esta compañía; en un ejercicio de sostenibilidad ambiental y social, al apoyar a los diversos productores de alimentos de Cajamarca y por ende de Colombia, al respeto por su ecosistema y el énfasis a no perder y mantener por generaciones el terruño por su tierra y por su pueblo.

Para recordar y llevar en nuestro imaginario…

Vuelo de tules,

las tres señales del desierto,

la Navidad simbolizando un renacer

que nos invita a mirarnos hacia adentro.

Lluvia de estrellas, bosques de niebla,

las bandolas vibrando de la emoción,

el viento cómplice trayendo ese sonido

en remolinos de luz y sentimientos.

Acariciar el alma de la tierra

con manos llenas de abundancia.

Sanar la vida.

En nuestro cambio está la evolución.

Beatriz

Oro Vital Cajamarca

Museo de Arte Moderno de Bogotá (MAMBO)

Hasta el 7 de enero de 2018.

@franjiba

0 comments on “Oro Vital – Cajamarca, terruño con sabor a arracachaAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *